jueves, 6 de agosto de 2009

Interceptadas conversaciones telefonicas de embajada de Chavez en Lima

Tomado de CARETAS 06 de agosto 2009 http://www.caretas.com.pe/Main.asp?T=3082&S=&id=12&idE=839&idSTo=0&idA=41158


Durante las audiencias judiciales supervisadas por la jueza María Martínez también se escuchó una larga lista de audios interceptados en la residencia del embajador de Venezuela en Lima entre el 2006 y el 2007.
Las tropicales conversaciones revelan que no todo es armonía en la revolución bolivariana. “La embajada está revuelta, revuelta, más revuelta que nunca”, confía a uno de sus interlocutores. “Tenemos una cuchichadera en los pasillos. La vaina es jodida porque te vas dando cuenta que están sacando copias y están planeando algo”. También acusa al anterior personal diplomático, pues ella llegó a Lima en el 2005, de haberse llevado toda la platería, bronces, discos de música clásica y objetos de valor de la embajada. “Tengo que hacer inventarios”, lamenta. “Son unos coña madres”.

Otro de los audios parece tratar del caos que reina en el reparto de fondos a los simpatizantes de Chávez. Allí habla a Venezuela con quien parece ser su pareja sentimental:

Ramón: Tienes que cuidarte, mi amor.

Virly: Me llama primero Jennyfer y me dice que la cosa está jodidita y que falta paga. Y me pasa a María Cecilia. Que empieza a alzarme la voz y decirme tú y vaina, y le dije que no podía opinar acerca de algo que no conoce a fondo. (…) Le dije que el Fondo Monetario Andino no existe y me dice: “ah, entonces engañaron al Presidente”, y le dije “sí, se la pasan engañándolo”. El problema está en Caracas, que no han buscado los fondos. Hasta que el presidente Chávez pregunte por esto entonces vamos a ver dónde se van a buscar los fondos (hablan sobre “la Escuela de Ayacucho” en el Perú).

Ramón: Sí, se volteó la vaina ahí.

Virly: Sí, pero a esta taradita yo la voy a seguir sentando de culo. Ella no me va a hablar a mí de tú, ni va ni golpeado. Está muy equivocada. Si eso me cuesta el cargo se lo regalo, pero ella a mí no me va a hablar de golpeado, que no sea tan huevona.

Ramón: Por supuesto.

Virly: Que no joda.

LOS DIÁLOGOS que tratan de Ollanta Humala también son dignos de interés.

En uno de ellos, Ramón pregunta: “Virly, sobre el comunicado de prensa, ningún medio reseñó nada, ¿verdad?”.

V: Sí, pero la parte que dice que ningún funcionario, que la embajada desmintió haber tenido vínculos con él en la campaña”.

R: ¿Lo publicó El Comercio?

V: Sí, todos lo reseñaron por el pedacito ese pero lo que saqué sobre el embajador no lo sacaron, ni pendejos que fueran que se echan cuchillo al cuello.

R: Lo que la nota dice es que ningún funcionario lo fue a visitar a él, ¿no?

V: Sí.

Luego comenta el contenido de la nota:

V: Nosotros como misión diplomática, no sé, que está dentro de nuestras funciones normales establecer relaciones ya sean en el ámbito económico, cultural, social, con los diferentes actores de la vida nacional, que estamos acreditados y que en este sentido, tal tal, el embajador de los Estados Unidos como lo reseñó El Comercio, tal tal, visitó al candidato Ollanta Humala el día tal tal.

En otra conversación entre ambos, también del 2006, Torres cuenta que Hugo Chávez salió en los medios de comunicación para denunciar fraude en la derrota de Ollanta Humala. Ramón le responde que no ofrezca declaraciones a los medios y ella, con notoria preocupación, le dice “volvió a apoyar a Ollanta”. Después afirma que si alguien le pregunta su opinión “yo suscribo lo que dice mi presidente y no digo más nada”. Ese mismo día Torres llama a otras personas para contarles lo mismo.

Es sabido que uno de los temas fuertes de Business Track era el de las Casas del ALBA y la presunta influencia bolivariana en el país. El propio vicepresidente Luis Giampietri reconoció en su momento que recibió una exposición en Power Point de BTR sobre el tema.

En los audios Torres también trata de las becas otorgadas a miembros de la Central Nacional Agraria y el Frente Obrero Campesino del Perú (FOCEP).

LA REACCIÓN DEL GOBIERNO peruano a propósito de los correos electrónicos interceptados fue categórica. El canciller José Antonio García Belaunde señaló que Business Track es una empresa privada y que los correos corresponden al año 2004. Esa también fue la explicación que le dio al canciller chileno Mariano Fernández, que consideró la respuesta satisfactoria.

Aunque la Marina de Guerra no ha emitido un comunicado oficial al respecto, el ambiente en la Comandancia General del instituto blanco también es de tranquilidad.

Las medidas para supervisar al personal de Inteligencia fueron reforzadas luego del escándalo que involucró hace dos años a las empresas Andrick y Atenea con marinos en actividad que supuestamente filtraron información calificada como secretos nacionales.

Desde entonces, todos los agentes que trabajan en Inteligencia de la Marina firman un acta de compromiso en la que deben asegurar que en sus tiempos libres no trabajan con empresas privadas que se dedican al rubro de la seguridad.

Los marinos Jesús Fernández Vírhuez y Manuel Ojeda Angles suscribieron actas de esa naturaleza. Ojeda sí solicitó permiso para trabajar con textiles en un negocio de Gamarra.

Esa es la razón por la que Fernández Vírhuez fue pasado al retiro.

Su abogado Walter Chinchay sostiene que la Marina estaba al tanto de sus actividades y que la resolución de pase al retiro equivale al reconocimiento de la institución de haber contratado trabajos con BTR (CARETAS 2089). En el documento, su comandante general, almirante Rolando Navarrete, explica que “el impugnante (Fernández) no ha considerado que la empresa Business Track se dedica al servicio de instalación de sistemas de seguridad y evaluaciones poligráficas e incluye acciones de contrainteligencia como son búsqueda y detección de equipos ocultos de espionaje”.

Pero en la Marina consideran tal interpretación leguleya e innecesariamente pegada a la letra. El término “contrainteligencia”, en ese orden de ideas, es parte del argot y en el documento se refiere sencillamente a las actividades de espionaje industrial realizadas por BTR.

“Tenemos 750 oficiales de Inteligencia”, asegura una fuente de la Marina. “No necesitamos tercerizar ninguna actividad para obtener información”.

El abogado Chinchay es considerado una suerte de renegado por el alto mando. Es marino, y suele asumir, señalan, la defensa de personal acusado por delitos como robo de víveres.

También apuntan a Chinchay por la denuncia que hizo el programa de César Hildebrandt sobre el capitán de corbeta Gonzalo Izazi, que según esa versión habría sido dado de baja luego de ser descubierto un presunto mal uso de equipos de interceptación telefónica y fondos de Inteligencia en Iquitos (CARETAS 2089). Fue el propio Izazi, aclaran en la Marina, quien pidió su pase al retiro luego de rechazar un ofrecimiento para capacitarse en Colombia. Es previsible que los torpedos sigan disparándose por aire, mar y tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario