domingo, 20 de noviembre de 2011

En Harvard se discutió sobre la libertad de prensa en Venezuela

“¿Podemos llamar a Venezuela una democracia o es más bien una autocracia electoral?”. Esa fue la pregunta que el periodista venezolano Boris Muñoz se hizo durante la conferencia Libertad de Prensa en Latinoamérica organizada ayer por la Universidad de Harvard, el Centro Carr y la Fundación Nieman. El venezolano cerró la mesa redonda sobre avances y retrocesos de la libertad de prensa, en la que también participaron Mónica Almeida, editora del diario El Universo (Ecuador) y Frenando Berguido, editor del diario La Prensa (Panamá). Las palabras iniciales estuvieron a cargo de Ricardo Trotti director de Freedom of the Press. Durante su ponencia, Muñoz explicó que la lucha entre Gobierno y la prensa no es nueva en Venezuela y que toda historia tiene dos lados. Sin embargo, destacó que existe una diferencia entre la represión del pasado y la que se vive durante el gobierno de Hugo Chávez quien, a su juicio, “activamente buscó una guerra en contra de los medios privados”. El reportero, quien participó en el programa de la Fundación Nieman en el año 2010, indicó que esta situación degeneró en una “guerra mediática” en la que “los medios se convirtieron en trincheras de la oposición mientras el gobierno adquiría una gran cantidad de estos”. El periodista citó varios casos de violaciones a la libertad de expresión y concluyó que “ganar batallas contra los medios privados le permite a Chávez crear su estrategia”. Además destacó que “el nivel del periodismo en Venezuela disminuye cada día más”, y que “los periodistas enfrentan una situación muy difícil”. Otros agresores Pero Venezuela no fue el único país sobre el tapete. La editora ecuatoriana dedicó gran parte de su ponencia a explicar la demanda que el presidente Rafael Correa hizo contra El Universo por el contenido de un artículo de opinión y que derivó en una multa de 40 millones de dólares y tres años de prisión para los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez y para el exdirector de opinión Emilio Palacios. El representante del diario de Panamá acusó al régimen de Fernando Martinelli de “intimidar de forma pública y privada a miembros de la prensa”. Por su parte, el director de Freedom of the Press afirmó que según encuestas, como la realizada por Latinobarómetro, la credibilidad de los periodistas baja cada vez más, mientras que la popularidad de quienes los reprimen aumenta. En este sentido, el experto dejó en el aire una de las interrogantes más difíciles del debate: “¿por qué los periodistas no conectamos mejor con los ciudadanos?”

No hay comentarios:

Publicar un comentario