martes, 20 de octubre de 2009

Por decir la verdad? Eva Golinger: "Michael Moore es un cobarde"

Presente en el Festival de Cine de Venecia 2009, en el que se exhibió su nuevo documental, Capitalism: a love history (Capitalismo: una historia de amor), Michael Moore se topó con Hugo Chávez.

Lo que sigue son las primeras impresiones que Michael Moore hace públicas, a través de Twitter, sobre el encuentro. Ver artículo completo en el blog de Michael Moore en inglés.

UNO

Encuentro con Hugo Chávez en Venecia. ¡Se estaba hospedando justo en la habitación del hotel ubicada encima de la mía! ¡No podía dormir porque miraba Fox News muy alto!

(Ran into Hugo Chavez in Venice. He was staying in the hotel room right above me! I couldn't get to sleep 'cause he had Fox News on so loud!)

DOS

Subí las escaleras para pedirle que le bajara el volumen - ¡y terminó ofreciéndome gasolina gratis por un año! ¡Qué tipo! Entonces posamos para un "Saludo a Fox News".

(Went upstairs to get him to turn it down - and he ended up giving me free gas for a year! What a guy! We then posed for a "Salute to Fox News.")

TRES

Entonces acordamos un intercambio con un apretón de manos: Él nos enviará dos píchers venezolanos más para los Tigres de Detroit, si le entregamos a los Leones de Detroit. ¡¡Trato hecho!!

La prensa de VTV remarcó el hecho:



Despues de este encuentro público y notorio, el 9 de octubre Moore en una entrevista para un conocido programa de los EE.UU. dice lo que Eva Golinger como una fiera herida le reclama. Este es el video de la entrevista:



Luego de la publicación de este video donde el conocido director de cine estadounidense Michael Moore cuenta de su reunión con Hugo Chávez luego de ser despertado ” a eso de las 2 de la madrugada” por la ruidosa fiesta en la habitación del presidente y cómo “una botella y media de tequila después” había ayudado al presidente a redactar su discurso para la ONU, Eva Golinger responde y le dice a Michael Moore cobarde y mentiroso.

Eva Golinger asegura que el encuentro entre Chávez y Moore ocurrió efectivamente pero fue “sereno, con Moore sentado en una silla paralela al presidente Chávez, como típicamente se realizan las entrevistas” y sin “una botella y media de tequila” de por medio.

Golinger asegura además que Moore está equivocado al creer que el presidente Chávez le solicitó “ayudarlo” con su discurso ante las Naciones Unidas. Asegura Golinger: “El presidente Chávez es uno de los oradores más brillantes de los tiempos modernos, con una capacidad inmensa de juntar ideas y darlas coherencia. Sin duda, el presidente Chávez se alimenta por las ideas, experiencias y textos de muchos, pero todos que pasamos día tras día escuchando y viendo al presidente Chávez hablar sabemos que nadie le escribe discursos, ni él mismo! Habla de su corazón y no de un teleprompter”.

A continuación el artículo de Eva Golinger publicado por VTV y Aporrea:

Según Moore, durante sobre su encuentro con el mandatario Chávez tomaron “una botella y media de tequila”, y el presidente le pidió ayuda para escribir su discurso para las Naciones Unidas, lo cual, aceptó. Además cuenta que le indicó al presidente que se debería disculpar por haber llamado a Bush “el diablo”

En una entrevista el pasado 9 de octubre en el programa de televisión Jimmy Kimmel Live! en Estados Unidos, el conocido y premiado documentalista Michael Moore mintió descaradamente sobre su encuentro con el presidente venezolano Hugo Chávez, que se realizó durante el festival de cine de Venecia en septiembre.

Según Moore, él conoció al presidente Chávez a las 2 de la mañana, cuando estaba junto a su esposa intentando dormir en el hotel y escuchaban un “ruido escandaloso” en el piso de arriba. Moore dice que llamó a la recepción del hotel y preguntó que estaba sucediendo en el piso arriba y le dijeron que era la “habitación del presidente de Venezuela”.

Moore cuenta que no resistía subir para verlo con sus propios ojos, y así llegó a tocar a la habitación del presidente Chávez - sin ninguna seguridad por el medio - y un guardaespaldas abrió la puerta (Moore identificó en una foto al Canciller Nicolás Maduro como el “guardaespaldas” del presidente Chávez), con el presidente justo detrás, invitando a Moore inmediatamente a entrar en la habitación.

Según Moore, tomaron “una botella y media de tequila”, y el presidente le pidió ayuda para escribir su discurso para las Naciones Unidas, lo cual, aceptó. Moore, además cuenta que le indicó al presidente Chávez que se debería disculpar por haber llamado al presidente George W. Bush “el diablo” y que debería hablar de Obama como “una esperanza”.

Moore finaliza su cuento diciendo que cuando escuchó la primera parte del discurso del presidente Chávez ante las Naciones Unidas, se dio cuenta que “era exactamente lo que él le había escrito”. Al final de la entrevista, Moore le pide al presidente Chávez “un año de gasolina gratuita” por haberle escrito su discurso.

Michael Moore ha sido conocido por su trabajo documental; filmando y contando “hechos”. Sin embargo, en esta ocasión, Michael Moore se ha convertido en el peor palangrista, mentiroso e inventor de cuentos ante la gran pantalla.

Primero, las imágenes del encuentro entre Moore y el presidente Chávez fueron publicadas en Venezuela a través de Venezolana de Televisión. Allí se documenta claramente un encuentro sereno, con Moore sentado en una silla paralela al presidente Chávez, como típicamente se realizan las entrevistas entre el presidente y sus invitados especiales.

No ha evidencia de “botella y media de tequila”, ni de bonche ni rumba, sino de un encuentro privilegiado entre el documentalista y uno de los jefes de estado más importantes del mundo. El encuentro duró más de tres horas, sin whiskey ni tequila.

De hecho, Michael Moore había prohibido la presencia de cámaras en el encuentro con el presidente, porque no le veía “conveniente” aparecer ante los medios de comunicación con el jefe de estado venezolano.

Tradicionalmente, todos los encuentros presidenciales son documentados por prensa presidencial. En esta ocasión, prensa presidencial respetó la solicitud de Moore y solamente tomaron algunas fotografías del encuentro. Sin embargo, esas fotos ahora sirven para desmontar las grandes mentiras de Moore.

Los comentarios de Moore sobre la solicitud del presidente Chávez de “ayudarlo” con su discurso ante las Naciones Unidas muestran la grandiosa imagen que Moore tiene de sí mismo.

El presidente Chávez es uno de los oradores más brillantes de los tiempos modernos, con una capacidad inmensa de juntar ideas y darlas coherencia. Sin duda, el presidente Chávez se alimenta por las ideas, experiencias y textos de muchos, pero todos que pasamos día tras día escuchando y viendo al presidente Chávez hablar sabemos que nadie le escribe discursos, ni él mismo! Habla de su corazón y no de un teleprompter.

Estas declaraciones de Moore contra el presidente Chávez son una burla, una falta de respeto y una muestra de su hipocresía y falta de ética. ¿Cuántas veces hemos escuchado al presidente Chávez recomendar un libro de Moore, o uno de sus documentales? Hasta hace poco, el presidente anunció que Venezuela estrenará el nuevo documental de Moore aquí con bombas y platillos.

Y la respuesta de Moore es mentir, burlarse del presidente y del pueblo venezolano, e intentar justificar su encuentro con Chávez. Porque en el final, todo esta ridícula fantasía de Moore es simplemente una manera de evitar admitir ante los medios estadounidenses que tuvo una reunión de tres horas con el “dictator” Chávez.

Michael Moore es un cobarde.


Saquen sus propias conclusiones. Pero como este es un blog "ultraderechista" porque desea justicia social y que salga el dictador de Venezuela, les presento la historia de ambos lados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario