lunes, 17 de octubre de 2011

Venezuela explota a la diáspora de Chavez

Gerardo Urdaneta se trasladó a Houston desde Venezuela para un puesto de trabajo en 1998, el mismo año, Hugo Chávez, fue elegido primer presidente. Sr. Urdaneta, un especialista en energía de envío, prevista para una parada temporal y ni siquiera comprar una casa.

Trece años más tarde, Chávez sigue en el poder, el señor Urdaneta todavía está aquí. Que se han unido a miles de venezolanos, y tiendas de Houston ahora delicias población nativa como el ron Pampero y el queso guayanés años.

"Hay venezolanos en todas partes", dijo Urdaneta, de 50 años de edad,. "Antes estábamos de paso. Eso no es más el caso."

Olas de cuello blanco venezolanos han huido de las altas tasas de criminalidad del país, el alza de la inflación y la expansión de controles estatistas, para los destinos que van desde Canadá hasta Qatar. Los principales destinos son EE.UU. Miami, la tradicional meca de las compras de los venezolanos, y Houston, que tiene vínculos de larga data de energía a Venezuela, un importante exportador de petróleo.

Hubo algunos 215.000 venezolanos en los EE.UU. en 2010, frente a alrededor de 91.500 en 2000, según la Oficina del Censo de los EE.UU.. El número de venezolanos que viven en España se ha quintuplicado en el mismo período a más de 40.000, y el número de españoles nacidos en Venezuela ha más que duplicado a 90.000.

Sin duda, millones de latinoamericanos han emigrado a los países desarrollados que buscan una vida mejor, pero hasta hace pocos años, los venezolanos no fueron parte de estas masas apiñadas. Y los que se van por lo general no son los pobres, sino más bien, profesionales de clase media.

Ampliar imagen

Ángel González / The Wall Street Journal
Venezuela exilio Stefano Zullian es dueño de una tienda de chocolate Houston.

Ahora que el señor Chávez recibe un tratamiento para un tipo de cáncer no revelada-fue programado viajar a Cuba el domingo para más pruebas médicas, algunos líderes de la oposición esperanza para poner fin a sus 12 años de reinado en las elecciones de 2012 y atraer de nuevo a la gran pérdida de capital humano en la diáspora.

"Vamos a darles razón para volver", dijo el líder candidato Henrique Capriles Radonski el pasado miércoles en un mitin televisado, ya que lanzó su candidatura a las primarias de oposición. "Queremos que todos los venezolanos a regresar a su patria."

De hecho, algunos venezolanos en el extranjero tienen, por primera vez en años, ha comenzado a considerar un regreso.

"Eso es algo que estamos discutiendo mucho", dijo José Ramos, presidente de la Asociación Venezolana Cultural de Québec. "Todo el mundo está hablando de ello."

Hasta entonces, la creciente diáspora venezolana pone de relieve la desintegración, en el lapso de dos décadas, de lo que fue una de las democracias más ricas y más estable de América Latina, aunque con grandes desigualdades.

"Hay una generación que no ven oportunidades en Venezuela", dijo Carlos Blanco, un ex ministro venezolano y profesor visitante de estudios latinoamericanos en la Universidad de Boston.

Desde aproximadamente mediados del siglo 20, Venezuela había sido un destino importante de inmigrantes. Durante décadas, alimentada por el petróleo de su prosperidad atrajo a los trasplantes de Europa después de la Segunda Guerra Mundial, así como los trabajadores emigrantes y los refugiados políticos de países vecinos.

El vuelo se inició después de la caída de los precios del petróleo en 1983, un día los venezolanos conocemos como el Viernes Negro. Todavía hay muchos menos los venezolanos en el extranjero que las personas más pobres de países vecinos como Colombia, Perú o Ecuador, pero la salida, principalmente de profesionales, se ha acelerado considerablemente bajo Chávez la "Revolución Bolivariana", dicen los expertos.

Stefano Zullian simboliza el cambio de suerte de la sociedad venezolana. El MBA de la Universidad Emory de postgrado se trasladó a Houston con su esposa el año pasado para crear una empresa de chocolate de lujo.

"Venezuela es una ruleta", en términos de seguridad personal y las posibilidades de éxito económico, el Sr. Zullian dijo que más de una taza de café en su tienda en un centro comercial tony Houston. Su padre, un inmigrante italiano, se mostró comprensivo sobre movimiento de su hijo, porque él también había tomado la decisión de dejar Italia en tiempos difíciles, el Sr. Zullian dijo.

Más que cualquier otro factor, los venezolanos se van debido a una tasa de delincuencia en alza. En 2010, hubo 13.387 asesinatos en Venezuela, en comparación con 6.000 en 1999, al comienzo del régimen de Chávez, según Paz Activa, un venezolano sin fines de lucro que se centra en la seguridad pública.

Ampliar imagen

"Estos no son problemas creados Chávez, sino porque no se abordaron han crecido de manera exponencial", dijo el director ejecutivo de Paz Activa Luis Cedeño.

Los emigrantes venezolanos "está buscando todo tipo de seguridad seguridad de trabajo, personal de seguridad-que no tienen en Venezuela, para ellos y sus familias", dijo Esther Bermúdez, uno de los fundadores de Mequieroir.com, un sitio web con sede en Montreal que ofrece inmigración asesoramiento a los venezolanos.

Bermúdez dijo que en los diez años transcurridos desde el lanzamiento del sitio, lo que significa "quiero ir", se ha dado cuenta de su cambio de clientela en su mayoría jóvenes, profesionales solteros que ahora también incluyen a las familias salir de detrás de vida establecido.

"No tenemos una historia de la migración como nuestros vecinos de Colombia y Perú", dijo Bermúdez, quien se fue de Venezuela hace cuatro años. "Pero creemos que es una tendencia creciente."

Francisco Toro, un prominente blogger venezolana con sede en Montreal, dijo que muchas personas se vieron obligados a exiliarse después de un fallido golpe de Estado contra Chávez en 2002 y una huelga de masas en la empresa estatal de petróleo dio lugar a su despido de 20.000 empleados en los siguientes años, muchos de los quien abandonó el país.

Como el gobierno de Chávez puso sus manos en la economía, y exigió la lealtad política de los contratistas y empleados de las empresas nacionalizadas, muchos jóvenes profesionales comenzaron a salir, el señor Toro. "Si usted fuera bastante joven y tratando de hacer planes, había un montón de campos que se va a cerrar a usted," el viejo de 36 años, dijo.

Había una vez una masa crítica de gente en el extranjero, otros sintieron la necesidad de seguir, el Sr. Toro, dijo. "Incluso la gente que nunca la intención de dejar empezar a hacerse preguntas", agregó.

Chávez, quien se ha afeitado la cabeza y viajó a Cuba por más exámenes médicos, insiste en que está en vías de recuperación. Pero incluso si se produce una transición, muchos expatriados dicen que es probable que sentarse en el banquillo.

El Sr. Ramos, que llegó a Montreal sin saber una palabra de francés hace cinco años, dijo que tenía que salir de Venezuela para disfrutar de ser venezolano. Dijo que se había cansado del debate polarizado, políticos viciosos, el deterioro de la infraestructura y la burocracia bizantina. Por encima de todo, sin embargo, el Sr. Ramos dijo que el crimen fue una preocupación siempre presente.

"Yo no estoy dispuesto a volver a mi país, incluso si Chávez se muere o si hay un cambio de gobierno, es mucho más profundo que eso", dijo Ramos. "Se necesitaría una gran cantidad de años para que alguien me convenza de que un cambio se ha hecho."

Tomado de http://online.wsj.com/article/SB10001424053111904491704576573051332461710.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario